Tenemos muy poca experiencia en agricultura pero al final nos hemos decidido a crear nuestro propio huerto. Son muchos los motivos que nos llevaron a ello, pero los principales son los pesticidas que les echan y el poco sabor que le encontramos últimamente a cualquier fruta o verdura que nos venden en los supermercados.

En este apartado vamos a ir enseñando poco a poco nuestro trabajo como nuevos agricultores;  queremos compartir todas nuestras experiencias, fracasos y todo lo que nos vaya surgiendo, bueno o malo, de nuestra pequeña huerta. Nos gustaría que nos corrigieseis si en algún momento nos equivocamos y también que nos preguntéis si tenéis alguna duda y queréis que os ayudemos, estaremos encantados de contestar cualquier duda que os surja.

Hemos utilizado 40 m² de nuestra parcela, la hemos dividido en 5 bancales de 3 x 1.20 m, más o menos, y una ampliación de otro bancal a lo largo de 8 x 1.20 m.

Comenzamos quitando la grava y la tela que teníamos puesta en la parcela para que no salieran “malas hierbas”, aunque se abrieron camino igual.

quitando grava y tela para llegar a la tierra

Luego había que preparar los bancales, removiendo y trabajando la tierra para que estuviera lo más suelta posible. Añadimos bastante estiércol porque hacía 8 años que no se plantaba nada y, bueno, también porque fue lo que nos recomendaron los amigos agricultores que tenemos.

Preparando la tierra para soltarla

Y empezamos a levantar los bancales entre 30 y 40 centímetros, para que hubiera suficiente sitio para las raíces de nuestros cultivos.

Preparando bancales en terreno