Nos parece alarmante que más de la mitad de los españoles utilicen coche para ir al trabajo y que la tasa de ocupación en cada uno sea de 1,2 personas. Alrededor del 50% de desplazamientos en este medio de transporte son para recorrer distancias de menos de 3 km… ¿Realmente es necesario usarlo o hay alternativas?

En primer lugar, para distancias tan cortas, parecería mucho más razonable caminar o ir en bici, que además nos ayuda a mantenernos en forma.

Pero, para distancias más largas, hay mucha gente que necesita el coche sí o sí. Últimamente están surgiendo propuestas para facilitar que la gente comparta coche para ir de un lado a otro. Con esta idea se intenta conseguir que haya menos coches en circulación y que, por supuesto, se reduzcan las emisiones de CO2.

Por ejemplo, la iniciativa deAaB pretende promover que en las empresas se inste a compartir coche para ir al trabajo. Aporta ideas para facilitar el acuerdo entre los viajeros, por ejemplo, con una calculadora de gastos, y consejos para consumir menos combustible.

Y para viajes entre ciudades, existen también cada vez más páginas para encontrar gente con la que compartir vehículos. Desde Algo hay que hacer recomendamos especialmente BlabBlaCar y Amovens, donde se puede encontrar a otras personas que te puedan llevar en coche a otra ciudad de España.